• +54 11 4308 2566
  • angel@proyectoangel.net

HIMSS – ANGEL, estadío 7

HIMSS – ANGEL, estadío 7

cotone Sin comentarios

HIMSS (Healthcare Information and Management Systems), la organización norteamericana líder en sistemas y tecnologías de información para el sector salud), creó hace algunos años unos estándares para determinar el grado de avance de las instituciones hospitalarias que han implantado sistemas de Historia Clínica Electrónica. Una de sus divisiones, HIMSS Analytics, desarrolló una metodología que clasifica automáticamente a más de 5.000 hospitales en Estados Unidos y 700 en Canadá, denominada “Modelo de Adopción de HCE”. Esta herramienta permite hacer comparaciones entre instituciones hospitalarias en cuanto a su grado de desarrollo de los procesos clínicos con base en tecnologías de información.

Las siete etapas del Modelo de Adopción de Historia Clínica Electrónica son:

Etapa 0:

No se han implantado Tecnologías de Información en ninguna de las siguientes áreas de apoyo clínico críticas: laboratorio, farmacia e imágenes diagnósticas.

Etapa 1:

Se han implantado Tecnologías de Información en todas las áreas de apoyo clínico mencionadas en la etapa anterior (LIS, Laboratory Information System; RIS, Radiology Information System; PACS, Picture Archiving and Communication System, Sistemas de Control de Inventarios de Farmacia).

Etapa 2:

Los sistemas de apoyo clínico mencionados anteriormente envían sus datos a un Repositorio o Base de Datos Clínicos Única, que a su vez proporciona acceso al personal asistencial para revisar todas las órdenes y resultados de estos tres sistemas.
Este Repositorio Único de Datos Clínicos se rige por un “vocabulario médico” único (es decir, una terminología o denominación estandarizada para diagnósticos, actividades, procedimientos, medicamentos e insumos, entre otros).
Se encuentra implementado un nivel básico de soporte al Proceso de Toma de Decisiones Clínicas: evitar inconsistencias entre las categorías de datos de estos vocabularios.
La información contenida en sistemas de administración documental (imágenes) puede estar asociada al Repositorio Único de Datos Clínicos.
El Hospital puede intercambiar datos electrónicamente o compartir la información del Repositorio Único de Datos Clínicos con el de otras instituciones.

Etapa 3:

Se encuentra implementada la documentación de los procesos clínicos y de enfermería (ejemplo: evoluciones, notas de enfermería, signos vitales, control de líquidos, y el Récord Electrónico de Administración de Medicamentos). Si cuenta con planes de manejo sistematizados, la institución recibe calificación adicional.
Se encuentra implantado el primer nivel de soporte al Proceso de Toma de Decisiones Clínicas: prevención de errores en las órdenes de medicamentos (ejemplos de validaciones: interacciones medicamento-medicamento, medicamento-alimento, medicamento-prueba de laboratorio clínico).
Existe acceso del médico a las imágenes diagnósticas a través del PACS fuera del área de imágenes diagnósticas, vía Intranet.

Etapa 4:

Todas las órdenes médicas realizadas por profesionales autorizados se tramitan a través de órdenes electrónicas (CPOE, Computerized Practitioner Order Entry) y están integradas con las actividades de enfermería en el Repositorio Único de Datos Clínicos.
Se encuentra implementado un segundo nivel de soporte al Proceso de Toma Decisiones Clínicas: protocolos médicos basados en evidencia.

Etapa 5:

Cierre completo del proceso de administración de medicamentos: manejo de unidosis con control mediante códigos de barras.
Implementación completa de Récord Electrónico de Administración de Medicamentos con control de identificación mediante código de barras o sistemas de identificación por radio frecuencia (RFID), integrados con el sistema de órdenes electrónicas y la farmacia con el fin de maximizar la seguridad del paciente en el proceso de administración de medicamentos.
Se hace verificación de los “5 correctos” en el momento de la administración del medicamento (paciente correcto, medicamento correcto, presentación correcta, dosis correcta, vía correcta) mediante escaneo de código de barras del medicamento y del paciente.

Etapa 6:

El proceso de atención médica está completamente documentado con plantillas estructuradas y específicas, y captura de datos paramétricos en los procesos de consulta, evolución, diagnóstico, plan de manejo y egreso.
Se encuentra implementado un tercer nivel de soporte al Proceso de Toma Decisiones Clínicas: guía de todas las actividades médicas mediante alertas, y análisis de brechas entre las decisiones tomadas y los protocolos previamente definidos (ver etapa 4).
El PACS suministra a todos los médicos, vía Intranet, todas las imágenes diagnósticas. Se otorgan puntajes extra para PACS de departamentos como Cardiología y manejo de imágenes documentales.

Etapa 7:

El hospital o institución no utiliza formatos de papel para los procesos de atención del paciente.
La HCE maneja en forma mixta datos paramétricos, imágenes del PACS e imágenes documentales.
Se utilizan sistemas de data warehousing para analizar los patrones y tendencias de datos clínicos, mejorar la calidad de la atención, la seguridad del paciente y optimizar la eficiencia de la atención.
La información clínica puede ser compartida eficazmente vía transacciones electrónicas estandarizadas con todas las instituciones que pueden tratar al paciente o con instituciones no asociadas (hospitales, clínicas ambulatorias, centros de pacientes sub-agudos, empleadores, pagadores, pacientes) en ambientes específicos para la transmisión de estos datos (interoperabilidad).
Existe continuidad de los datos del paciente entre diferentes ambientes: ambulatorio, urgencias, hospitalario.


Solamente algunas instituciones hospitalarias en Estados Unidos han sido clasificadas por HIMSS Analytics como Etapa 7. De esta interesante lectura podemos obtener varias conclusiones en relación con el grado de implementación de este modelo en nuestras organizaciones, y en las redes de instituciones que son nuestros clientes. Como vemos, existe una enorme tarea por hacer en las organizaciones de salud de nuestro país. Tenemos la experiencia, el conocimiento, pero sobre todo la actitud para acompañar a nuestros clientes en el logro de niveles cada vez mayores de calidad y excelencia, para beneficio de todos: colaboradores, profesionales de la salud, y sobre todo los pacientes.


LA IMPLEMENTACIÓN DE ANGEL COLOCARÁ A SU INSTITUCIÓN EN LA Etapa 7